¿Qué esperar cuando se esta esperando?

que sperar cuando estas esperando

Que se puede esperar cuando se está esperando…..ese era el titulo del primer libro sobre el embarazo que me compre nada más saber que por fin y contra toda lógica, al fin estaba embarazada.  Todo el mundo me lo había recomendado, desde la librera hasta mi propia hermana. Y no hay duda de que es un gran manual donde te explica paso a paso todo lo que te pude pasar en esos nueve meses, pero cuando iba por el tercer mes ya estaba con el corazón en un puño, como vulgarmente se diría “acojonada” con todos los síntomas que podía vivir y que de hecho tal y como iba leyendo, empezaba a sentir en mi cuerpo….llego en momento en que casi deje de respirar…. Me dieron ganas de salir corriendo de mi propio cuerpo… sin mirar atrás… Y es que es muy importante estar bien informado para este evento tan importante en tu vida y el cambio físico y psicológico que supone…pero por favor…. Con un poco mas de humor, si no y con las hormonas revolucionadas como estas, te sientes fatal, vamos a punto de llorar…

Que_Puedes_Esperar

En esas andaba, cuando pasando por delante del quiosco de un aeropuerto, el rabillo de mi ojo capto la atención de un pequeño libro de bolsillo…. “Nueve meses y nueve mil dudas” de Vicki Lovine. Solo puedo decir que no me había reído tanto con un libro en mucho tiempo, y que aparte de proporcionarme un montón de información valida que he aplicado en la crianza de mis dos hijos, me hizo tomarme todo esto del embarazo de una forma positiva y  divertida y no agobiarme con un montón de cosas. Así pues os lo recomiendo encarecidamente.

que sperar cuando estas esperando

Y de la misma forma que os recomiendo estos libros, os voy a transmitir el consejo de mi amiga Pili, que nadie más me dio y que era cierto palabra por palabra.

Muchas embarazadas, retrasan esto de cambiar su ropa de toda la vida por la de premamá hasta que los vaqueros que tanto te gusta y tanto te pones te aprietan tanto en la cintura que te sale un moratón justo en el ombligo y ya  no puedes retrasar más dejar de llevarlos….

Date un capricho, y dentro de lo que te ofrece el mercado y tus posibilidades económicas (llama a todas tus amigas y pregúntales si aun guardan algo, te sorprenderás), hazte de un guardarropas…nueves meses dan para mucho y a menos que termines como yo atada al reposo de una cama durante 3 largos y calurosos meses… esta va a ser la última vez que compraras ropa para ti en primer lugar….todo va a ir a parar al cuerpecito precios  de tu bebe… Y ESO CON LOS AÑOS NO CAMBIA!! Así que date el gusto de ponerte guapa y sentirte guapa aunque no reconozcas tu culo y la panza solo te deje ver los deditos de tus pies, total quien quiere ver unos tobillos hinchados…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *